Mujeres libres de violencia y acoso: “Cuarta ola del feminismo”

La Coordinadora del Centro Universitario de Estudios de Género de la UANL, Lídice Ramos Ruiz, aseguró que la creciente denuncia de mujeres víctimas de violencia y acoso forma parte de una nueva ola del feminismo.

   

La denuncia ante el acoso sexual, la violencia y la discriminación contra las mujeres han dominado titulares y discursos públicos.

La determinación de las mujeres a favor del cambio, por una vida libre, igualdad y un trato justo, ha generado a nivel mundial la “cuarta ola del feminismo”, aseguró la Coordinadora del Centro Universitario de Estudios de Género de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Lídice Ramos Ruiz.

En el Día Internacional de la Mujer, que se conmemora este 8 de marzo, Ramos Ruiz señaló que en los más de 100 años de lucha feminista se han obtenido grandes logros, pero ante los nuevos contextos sociales, han surgido demandas que las mujeres del siglo XXI exigen a gritos.

"La composición de las familias está cambiando: las mujeres trabajan y los hombres tienen que apoyar en la tarea de la economía de los cuidados.

"Las mujeres más jóvenes se están enfrentando a unas temáticas a las que yo no me enfrenté. Que en la agenda feminista actual aparezca el problema del acoso, ese siempre ha sido un problema, pero por qué aparece como una demanda a gritos. Porque quiere decir que muchachas más jóvenes están buscando trabajo, por ejemplo, y se están enfrentando a esta serie de situaciones", aseguró la académica de la UANL.

De acuerdo a estadísticas de ONU Mujeres, el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual en algún momento de su vida.

En México, el 47 por ciento de las mujeres mayores de 15 años sufrieron de algún tipo de violencia física, sexual, emocional o económica en 2014, de acuerdo al Instituto Nacional de las Mujeres.

Según una encuesta realizada en 2016, más de uno de cada cuatro mujeres en Washington D. C., Estados Unidos, han experimentado algún tipo de acoso sexual en el transporte público, reveló ONU Mujeres.

"La sociedad ha cambiado, entonces las mujeres tienen nuevas demandas ahora, por eso viene el problema del acoso, el estar solas en la parada del camión, en la parada del metro, cuando llegan a su trabajo.

"Muchas demandas de las mujeres actuales tienen que ver con su edad, con su contexto urbano o rural y su nivel de educación; son mujeres más preparadas, mujeres que hoy se atreven a denunciar", enfatizó la maestra Lídice Ramos.

Bajo el lema “Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres”, de la Organización de las Naciones Unidas, la conmemoración de 2018 se suma a un movimiento mundial sin precedentes por los derechos, la igualdad y la justicia de las mujeres.

"Las demandas de las mujeres han ido caminando y entonces te pasas la estafeta; ahorita la estafeta ya está pasando de mujeres de mi edad a otras más jóvenes", precisó Ramos Ruiz.

 

“Cuarta ola del feminismo” incluye a hombres

El trabajo por la reconstrucción de la masculinidad va acompañado de esta cuarta ola del feminismo: hombres que también quieren ser feministas.

"Las mujeres van a poner sus demandas, pero también los hombres. Los jóvenes también están trabajando sus masculinidades.

"Ese es un logro; jóvenes de 20 años me dicen: qué piden ustedes para saber cómo me incluyo. Ellos quieren incluirse en el feminismo, eso yo no lo vi en la tercera ola, yo soy de la tercera ola", señaló la profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

 

Siguiente paso: que instituciones asuman el tema

Implementar reglamentos y departamentos especializados que den solución a estas demandas, así como abrir el debate y escuchar la voz de las mujeres son algunas de las tareas que las instituciones deben asumir.

Para lograr una verdadera igualdad de derechos se necesita un activismo real que sobrepase las barreras de las instituciones de justicia, aseguró Lídice Ramos.

"Existen las herramientas, la sociedad las tiene, el problema es que te haces la valiente y decides hacer la denuncia, pero no estás preparada para la avalancha de prejuicios sobre ti y entonces nada más te quejas. Pero si estás preparada con esa avalancha de prejuicios, tú te fortaleces.

"No vamos a poder hacer las cosas solas, pero veo que a veces las instituciones se están quedando cortas a no abrirse a estos nuevos temas, porque tienes temor hacia donde se vaya el tema y entonces no lo haces", puntualizó la especialista de la UANL.

 

Las olas del feminismo

Primera ola: mujeres ilustradas del siglo XVIII piden la abolición de los privilegios masculinos. Exigen derechos matrimoniales, al trabajo y a la educación. Se organizan y generan la crítica de la condición femenina y las relaciones de poder con base en el género.

Segunda ola: mujeres de finales del siglo XIX solicitan el derecho al voto, así como el acceso a la educación superior, a las profesiones y a cargos de todo tipo. Reclaman mejores condiciones laborales y exigen igual salario.

Tercera ola: mujeres de la segunda mitad del siglo XX reclaman la abolición del patriarcado, como promotor de la desigualdad y discriminación. Mujeres aparecen como candidatas elegibles y electoras. Reclaman derechos en el matrimonio; regulan y controlan su fecundidad. Se modifican códigos y legislaciones; se legislan y practican políticas de igualdad de género. La escuela mixta se generaliza.

Por
Blanca Medina Viezca
Fecha
Marzo 8 de 2018
Fotografía
UANL