Universitarios de la UANL contemplan eclipse solar

Miles de estudiantes apreciaron el eclipse parcial de sol en diferentes planteles académicos y espacios culturales de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Por un lapso de cuatro horas, la Explanada de Ciudad Universitaria se cubrió de jóvenes para observar el evento astronómico.

   

El eclipse parcial de sol convocó a miles de estudiantes y maestros de la Universidad Autónoma de Nuevo León. A través de visores, telescopios con filtros solares y métodos indirectos, los universitarios contemplaron el evento astronómico este 21 de agosto de 2017.

Desde las 10:00 horas, la Explanada de Ciudad Universitaria se comenzó a cubrir de personas. Resguardados por sombrillas, lentes de sol, sombreros, gorras y hasta mochilas, jóvenes de facultades, preparatorias y escuelas técnicas formaron filas en espera del la interposición de la Luna entre la Tierra y el Sol.

Como parte de la jornada científica, la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas apoyó a los universitarios para elaborar sus caretas y lentes con filtros solares autorizados.

A partir de las 11:40 horas, los universitarios empezaron a mirar el cielo con los visores elaborados por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

 

Miembros del Departamento de Astronomía distribuyeron los visores para contemplar el eclipse solar que en Nuevo León tuvo una parcialidad del 45 al 55 por ciento.

Glenn Gámez Nájera, les facilitó a los universitarios observar el eclipse en un telescopio catadióptrico con filtro solar, así como captar algunas fotografías. El estudiante de física de la UANL disipó algunas dudas y orientó a personas interesadas en el espacio exterior.

A las 13:08 horas, se alcanzó el punto máximo del eclipse, en el corazón de CU, estudiantes de la FCFM orientaban a sus compañeros sobre el uso correcto del visor y mostraban metros indirectos para observar el reflejo de la luz sobre la explanada.

Esta actividad se replicó de manera simultánea en las 26 facultades y 29 preparatorias de la UANL. El Rector Rogelio Garza Rivera apreció el eclipse solar desde el observatorio astronómico en la Unidad Cultural Hacienda San Pedro. El Colegio Civil Centro Cultural Universitario recibió a cientos de visitantes y contó con el apoyo de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa.

 

Un acercamiento a la ciencia y el espacio

En víspera de este evento astronómico, la Universidad Autónoma de Nuevo León elaboró 20 mil visores solares, que distribuyó en sus 55 preparatorias, escuelas técnicas y facultades, en más de 100 planteles de educación básica del estado; en 20 municipios de Nuevo León y en más de 100 ciudades de la República Mexicana.

La Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la UANL y el Planetario Móvil de la UANL coordinaron esfuerzos con el CONACYT, el Gobierno de Nuevo León, Planetario Alfa y la compañía Kosmos.

“Este tipo de eventos son una gran oportunidad para acercar a los niños a la ciencia, de que la curiosidad de los niños se pueda despertar o agilizar un poquito más ya que es un evento donde intervienen los tres cuerpos celestes: el Sol, la Luna y la Tierra en un movimiento prácticamente armonioso”, expresó Alejandro Lara Meave, profesor de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas.

Este tipo de fenómenos naturales son importantes para la ciencia, ya que permiten medir la coronación solar; además de aclarar mitos y rumores en torno a eventos que auguran catástrofes y malos presagios.

“Los invito a que se documenten más acerca de este tipo de fenómenos que son muy interesantes, pueden enriquecer a uno bastante, no hay ningún prejuicio, ninguna cosa mala asecha este evento”, añadió Lara Meave.

Los próximos eclipses que se verán en México tienen fechas para el mes de octubre del 2023, el cual entrará por el Estado de Yucatán y será un eclipse anular; en el mes de abril del 2024, la alineación del eclipse estará muy cerca de la ciudad de Monterrey, se tiene estimado que la totalidad del eclipse se verá en los estados de Coahuila y Durango.  

Por
Eduardo Loredo Rivera e Ilse Caballero Rosales
Fecha
Agosto 21 de 2017
Fotografía
Efraín Aldama Villa, José Luis Macías Nicanor y Daniel Zamora Aguilar