Distinguen su compromiso con la educación

En el marco del Día del Maestro, la Universidad Autónoma de Nuevo León reconoció a 58 profesores por su larga y prolífica trayectoria docente.

   

El doctor Ricardo Salinas Ruiz ha consagrado su vida a la educación de la medicina, en particular, de la psiquiatría. En víspera del 15 de mayo, la Universidad Autónoma de Nuevo León reconoció al maestro decano de la Facultad de Medicina por sus 65 años de labor docente.

La Máxima Casa de Estudios también distinguió a medio centenar de profesores con 40, 45, 50, 60 y 65 años de servicio en activo, en las aulas de escuelas preparatorias y facultades de la UANL.

El Rector Rogelio Garza Rivera, entregó un diploma y una escultura de la Flama Universitaria a los 58 homenajeados.

“Sin duda, ustedes son ejemplo de esfuerzo, perseverancia y compromiso para nuestra alma máter. Asimismo, se les reconoce su vocación, identidad, constancia y sobre todo, su lealtad a nuestra universidad.

“Su labor es entrar en la vida universitaria, porque gracias a ustedes es posible cumplir nuestra misión educativa con nuestra razón de ser: nuestros estudiantes”, puntualizó Garza Rivera.

El maestro Guadalupe Evaristo Cedillo Garza recibió su reconocimiento por 60 años de docente en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica. Con medio siglo de labor educativa, fueron distinguidos Cristóbal García Ramírez, de la Escuela Industrial y Preparatoria Técnica “Álvaro Obregón”; Fernando Lozano de la Garza y Alma Silvia Rodríguez Pérez, de la Facultad de Derecho y Criminología; y José Porfirio Tamez Solís, de la Facultad de Filosofía y Letras.

 

“Hay que tener cariño por enseñar”

Para el maestro de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME), Guadalupe Evaristo Cedillo Garza, una de las claves para mantenerse en la labor de la docencia es sentir pasión y cariño por enseñar a los jóvenes.

“Lo primero que debe tener el docente es que le guste enseñar, porque yo puedo saber muchas cosas, pero si no me gusta enseñar, no voy a lograr mi objetivo; entonces, primero deben tener amor por la docencia”, expresó el homenajeado por seis décadas de trabajo en las aulas de la UANL.

Agregó que es fundamental prepararse constantemente en todos los campos del conocimiento, porque los cambios son muy rápidos.

El originario de Santiago Nuevo León, resalta que uno de los cambios importantes y contribuciones de los docentes en los últimos años, ha sido el incremento de su participación en el área de la investigación.

“Pienso que ahora, en la Universidad, se ha hecho investigación en forma ordenada. En la actualidad, más del 75 por ciento de la investigación que se hace en el noreste de México, la realiza la UANL, entonces, la Universidad ha tenido un importante crecimiento en este ámbito, y pienso que es uno de los pasos más grandes que se han dado”, resaltó el Maestro Emérito.

Para el ex miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el desarrollo tecnológico ha transformado diversas áreas de la sociedad. No obstante, considera que las generaciones de estudiantes de hace cinco décadas y las de hoy, son casi iguales.

“En los alumnos, el único cambio que he visto son las herramientas tecnológicas, porque los jóvenes siguen siendo jóvenes, ya que siempre tienen inquietudes, ganas de estudiar y de divertirse. Las generaciones siguen siendo las mismas pero con enfoques un poco distintos. Insisto, el alumno de hace 50 años y el de hoy, es básicamente igual”, puntualizó el catedrático de la FIME.

Por
Eduardo Rodríguez Palacios
Fecha
Mayo 14 de 2017
Fotografía
Jonathan Monsiváis Gaytán