Trabajo Social UANL: 50 años de compromiso con el bienestar ciudadano

Desde 1968, en la Universidad Autónoma de Nuevo León se imparte el programa académico de Trabajo Social y Desarrollo Humano. Durante 50 años, la UANL ha formado a profesionales comprometidos por el bienestar de la comunidad local y nacional.

   

Durante cinco décadas, el programa académico de Trabajo Social y Desarrollo Humano de la Universidad Autónoma de Nuevo León ha contribuido en la formación de profesionales capaces de diseñar nuevos modelos de intervención social y propuestas de políticas sociales para el beneficio ciudadano.

Fue el 11 de julio de 1968 cuando el H. Consejo Universitario aprobó esta carrera. Desde entonces, ha mantenido el compromiso por atender las necesidades sociales para el bienestar colectivo a través de la educación, investigación y actividades sociales.

“Es una de las profesiones con alto impacto social y con un interés por la parte humana no sólo a nivel individual, sino también como sociedad”, señaló la Subdirectora de la Facultad de Trabajo Social y Desarrollo Humano de la UANL, Reyna Hernández Hernández.

La iniciativa de la creación de este programa educativo fue del doctor Mario Sergio Estrada, entonces Director de la Escuela de Trabajo Social.

La carrera inició con 20 profesores y 62 estudiantes. Hoy en día, son 87 docentes y mil 725 estudiantes. Cada año egresan alrededor de 300 jóvenes.

“Es una profesión comprometida con la justicia social y con los derechos humanos. Es una carrera que tiene que avanzar y generar procesos para que las políticas sociales lleguen a ser universales y para todos. Pienso que es una profesión comprometida y preocupada con el bienestar social”, puntualizó la Secretaria Académica de la FTSyDH, María Zuñiga Coronado.

 

Su impacto a nivel estatal y nacional
Una de las contribuciones que este plan de estudios ha brindado a la sociedad a lo largo de 50 años ha sido el análisis de las diferentes problemáticas sociales y el establecimiento de diagnósticos que permitan el diseño de nuevos programas de intervención.

“La elaboración de ciertos modelos de intervención que van acorde a lo que necesita nuestro estado y el país ha sido un gran impacto de la profesión.

“Un claro ejemplo de ello es el Modelo de Relaciones Familiares, por mencionar uno, que se ha aplicado en Nuevo León y otros estados de la República. Fue creado por la Facultad y ha respondido a las diversas problemáticas a las que actualmente nos enfrentamos”, destacó la Subdirectora Reyna Hernández.

Otro aporte importante ha sido la vinculación con los diferentes sectores -público, privado y grupos de la sociedad civil-.

Entre ellos destacan la Secretaría de Desarrollo Social Federal, el Gobierno de Nuevo León, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, el Instituto Estatal de las Mujeres, entre otros.

 


Trabajo Social UANL, un referente nacional

La calidad educativa de la Licenciatura en Trabajo Social y Desarrollo Humano de la UANL queda plasmada con sus diversas acreditaciones nacionales e internacionales por los diferentes organismos evaluadores, colocándose como un plan de estudios referente en México.

Actualmente, cuenta con la acreditación Generation of Resources Accreditation in Nations of the America / Iberoamerican & Technology Education Consortium (GRANA-ISTEC), único plan de estudios de nivel superior en la materia a nivel nacional con esta distinción internacional.

“Además de contar con esta certificación extranjera, otra distinción es el sustento epistemológico en la intervención social, así como la incorporación del enfoque del desarrollo humano, que a nivel nacional e internacional, está planteando la cuestión de la lucha por los derechos humanos, y nos hemos unido a este pronunciamiento para la generación de procesos que permitan una transformación de las políticas sociales para que sean más justas”, explicó la Secretaria Académica, María Zúñiga Coronado.

En el plano nacional, el programa académico está certificado por la Asociación para la Acreditación y Certificación en Ciencias Sociales (ACCECISO) y posee el nivel I de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

 

Los retos del trabajador social
Para la Subdirectora de la Facultad de Trabajo Social y Desarrollo Humano de la UANL, Reyna Hernández Hernández, el reto académico de la licenciatura será la constante actualización del programa académico para formar profesionales acordes a las demandas sociales.

Los egresados deben conocer las problemáticas que van surgiendo, como la migración, el ambiente, la sustentabilidad y el peritaje social, entre otras.

Así como la constante incorporación de principios como los derechos humanos, la equidad, el género y la implementación de las nuevas herramientas tecnológicas en los estudios de la materia.

“Consideramos que es un profesionista fundamental en la sociedad, puesto que existen demasiados cambios que se están viviendo ante un contexto muy complejo, en el que es necesario esta sensibilidad del trabajador social, que está cerca de la comunidad y conoce sus necesidades”, puntualizó por su parte, María Zúñiga Coronado.

Por
Eduardo Rodríguez Palacios
Fecha
Julio 11 de 2018
Fotografía
Efraín Aldama Villa