Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria

   

Origen
 
¿Sabías que Alfonso Reyes es el más grande escritor mexicano de la primera mitad del siglo XX? ¿Que a lo largo de su vida reunió más de 40 mil libros? ¿Que algunos de esos libros son verdaderas joyas bibliográficas y la mayoría de ellos forman parte de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria? Esta biblioteca se encuentra justo en el corazón de la Universidad Autónoma de Nuevo León, frente a la Rectoría. Fue abierta el 13 de enero de 1980. Sin embargo su historia empezó mucho antes, con el niño Reyes leyendo en la biblioteca de su padre. Más tarde, a finales de 1939, después de un periplo diplomático de casi tres décadas en el extranjero, Alfonso Reyes estableció el último de sus domicilios en la ciudad de México, donde construyo una casa que ideó a la manera de una biblioteca con anexos. En ese lugar solían reunirse los intelectuales y artistas más destacados de la época, por lo que Enrique Díez-Canedo la bautizó como Capilla Alfonsina, relacionando este ambiente con el magno arte de la Capilla Sixtina.
 
El 13 de junio de 1972, 13 años después del fallecimiento de Reyes, se emitió un decreto presidencial por el cual tanto la casa como los libros pasaron a ser patrimonio de la Nación. Años más tarde, gracias a las gestiones de la UANL y de un grupo de personalidades de la cultura y la educación de nuestro estado, entre las que destacó Raúl Rangel Frías, la biblioteca fue trasladada a Monterrey bajo la custodia de nuestra Máxima Casa de Estudios y se unió a la Biblioteca Universitaria Alfonso Reyes.
 
Así, el 13 de noviembre de 1980 se inauguró oficialmente la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria y en enero de 1981 empezó a ofrecer sus servicios a la comunidad universitaria y al público en general como la primera biblioteca central de la UANL. 
 
La Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria hoy
 
La Capilla Alfonsina es así una de nuestras bibliotecas centrales y como tal forma parte del Sistema Integral de Bibliotecas; cumple con la misión de proveer servicios bibliotecarios y de información de calidad para ponderar la visión de ser un modelo de biblioteca digital de alto prestigio en alianza con otras organizaciones nacionales e internacionales.
 
Anualmente, esta biblioteca recibe alrededor de 350 mil usuarios que solicitan sus servicios y por su calidad tiene la Certificación ISO 9001:2008.
 
La Capilla Alfonsina cuenta hoy con un acervo en incremento de más de 180 mil libros y 234 mil periódicos y revistas, resguardados para su consulta en cuatro mil metros cuadrados de espacio distribuidos en dos pisos: cinco salas resguardan su acervo bibliográfico: Sala General; Sala Hemeroteca; Sala de Consulta, Ciencias Jurídicas y Tesis; Sala de Literatura y Sala de Historia;  además de la Sala de Informática y de una Sala Tiflotécnica, es decir, una sala con equipo especializado para personas ciegas y con baja visión, donde se ofrecen los medios técnicos para que estos grupos vulnerables puedan acceder a la lectura y el conocimiento a través de soportes distintos al libro impreso.
 
De 2005 a la fecha, el acervo se incrementó en cerca de 30 mil volúmenes y alrededor de 40 mil revistas y periódicos. Además se han creado dos nuevos fondos: el Luis Eugenio Todd, con un donativo de más de 5 mil volúmenes; y el Minerva Margarita Villarreal y José Javier Villarreal, que en 2007 inició con 293 volúmenes y 205 revistas, y en la actualidad cuenta con más de 4 mil libros y cerca de 800 revistas.
 
En total, la biblioteca mantiene 14 fondos bibliográficos y hemerográficos, todos los cuales pueden consultarse en las salas que están atendidas por personal especializado en los contenidos de cada acervo. Además, se ofrece el préstamo a domicilio de los libros de fondos abiertos, mientras que los acervos reservados pueden consultarse en sala.
 
Para localizar un libro o cualquier documento, sólo debe consultarse el catálogo electrónico, y solicitar el material presentando la ficha con la clasificación en la sala correspondiente.
 
La Capilla Alfonsina también ofrece el servicio de visitas guiadas, copias fotostáticas y digitales, así como de renta de computadoras y acceso a internet a precios módicos. Por otra parte, brinda el acceso a su red inalámbrica y a la base de datos Sircaar, que contiene un amplio índice de artículos de revistas (alrededor de 180 mil registros).
 
Fondo Alfonso Reyes
 
El Fondo Alfonso Reyes es el corazón de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria y se encuentra en la Sala de Literatura; de este fondo destacan más de un centenar de obras por sus características de edición y antigüedad, lo que las hace ser consideradas joyas bibliográficas. Aquí se encuentran, entre otros títulos, el Libro della arte della guerra, de Nicolás Maquiavelo, impreso en Florencia en 1529; el Manual de confessores y penitentes, de Martín de Azpilcueta, impreso en Salamanca en 1556, y Diálogos de amor, de León Hebreo, traducido del italiano por el Inca Garcilaso de la Vega y editado en Madrid en 1590.
 
Por su relevancia internacional, a lo largo de su historia el Fondo Alfonso Reyes ha merecido la atención de grandes personalidades de la literatura universal, como lo constatan las recientes visitas del filósofo español Fernando Savater, y el premio Nobel de Literatura 2008 Jean-Marie Gustave Le Clézio.
 
Restauración y digitalización
 
Por su antigüedad, rareza, calidad literaria e importancia histórica, estos libros son sumamente valiosos, por ello, la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria tiene un proyecto permanente de preservación y resguardo del Fondo Alfonso Reyes y de otras importantes colecciones como el Pedro Reyes Velázquez y el Fernando Díaz Ramírez: el personal recibe capacitación pertinente y cuenta con asesoría directa de expertos en restauración de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” (ENCRyM), adscrita a la UNAM, quienes cada año, desde 2005, realizan tareas de conservación y restauración en estos importantes fondos y orientan al personal de la biblioteca sobre su manejo y difusión.
 
Hay que destacar que debido a la rareza de algunos libros que se resguardan en la Capilla Alfonsina, estos materiales sólo pueden consultarse mediante estrictas medidas de seguridad. Sin embargo, actualmente se ha digitalización la mayor parte de estos tesoros para que usuarios de otros estados o países puedan tener acceso a ellos.
 
Difusión de la cultura
 
La Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria tiene el compromiso de continuar con la importante labor de promoción cultural de Alfonso Reyes. Entre sus prioridades está el fomento de la lectura y el apoyo a la investigación humanística y social. Para tal efecto, realiza actividades con la Sociedad Alfonsina Internacional, el Seminario de Cultura Mexicana, el Conaculta, el Conarte, la Facultad de Filosofía y Letras de nuestra Máxima Casa de Estudios, entre otras instituciones. 
 
En consecuencia con el espíritu alfonsino que alienta su labor, en el recinto han impartido seminarios, lecturas, charlas o conferencias personalidades de gran renombre como Carlos Fuentes, Adolfo Bioy Casares, Elena Garro, Elena Poniatowska, Sergio Pitol, Tomás Segovia, José Emilio Pacheco, José Kozer, Eraclio Zepeda, Hugo Hiriart, Hugo Gutiérrez Vega, entre otros importantes escritores, así como intérpretes de la talla de la pianista Silvia Navarrete y el chelista Carlos Prieto.
 
Premio Internacional Alfonso Reyes
 
De los eventos que hospeda este recinto, destaca la Develación de la Placa Conmemorativa del Premio Internacional Alfonso Reyes, que desde 1973 se concede a escritores de gran prestigio.  El primer autor en recibirlo fue Jorge Luis Borges en 1973. A partir de entonces, el Premio Internacional Alfonso Reyes se ha consolidado como un punto de enlace entre la literatura mexicana y la cultura universal. Carlos Fuentes, Octavio Paz, Adolfo Bioy Casares, Juan José Arreola, José Emilio Pacheco, forman parte de esta lista. Anteriormente, la ceremonia de entrega de este reconocimiento se realizaba en la ciudad de México, pero desde 2005 los recipiendarios acuden a la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria para develar la Placa Conmemorativa. En 2010 este premio le fue concedido a Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura ese mismo año, quien en marzo de 2011 acudió a la Capilla Alfonsina para charlar con la comunidad universitaria y develar la placa correspondiente. Posteriormente han recibido este reconocimiento el poeta Eduardo Lizalde, el lingüista español Ignacio Bosque, el gran escritor Fernando del Paso y la poeta uruguaya Ida Vitale.
 
Día Internacional del Libro
 
El 23 de abril de cada año, la Biblioteca celebra el Día Internacional del Libro, con la participación de escritores de nivel internacional, quienes participan con charlas, conferencias, presentaciones de libros, lecturas y diálogos con los estudiantes. Durante el festejo se obsequia a los asistentes cientos de libros, con el propósito de inculcar en nuestros visitantes el amor por la lectura.

Cine Club Capilla Alfonsina
 
Además de ensayista, dramaturgo, poeta y diplomático, Alfonso Reyes fue un gran admirador del cine. Tal fue su interés por el séptimo arte, que los primeros artículos de crítica cinematográfica en lengua española son autoría de Fósforo, seudónimo que compartía con Martín Luis Guzmán en el periódico El Imparcial de Madrid, dirigido por José Ortega y Gasset. La Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria, por medio de su cineclub, busca despertar en la comunidad universitaria la misma fascinación que Reyes encontró frente a la pantalla como espectador de un arte y una industria en ciernes. El cineclub tiene como propósito acercar a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León y al público en general obras de los grandes maestros del cine, así como proponer una alternativa a los recintos de cine comercial, poniendo a debate las nuevas tendencias de la producción fílmica. 
 
Publicaciones
 
La Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria también publica sus propios materiales. Entre estos destaca la revista de literatura Interfolia y la colección de poesía internacional traducida al español El oro de los tigres. 
 
Interfolia
 
Interfolia es la revista tetramestral de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria. La historia de esta publicación inició en 1953, cuando el maestro Israel Cavazos Garza creó el boletín de la entonces llamada Biblioteca Universitaria Alfonso Reyes. En su nueva época, la revista continúa con la importantísima labor de difusión que tuvo originalmente, constituyéndose, además, como una revista que difunde la creación y la reflexión en torno a la literatura. En cada número se incluye un texto de Alfonso Reyes, seleccionado para compartir con los lectores el placer que nos proporciona la obra, tan diversa como edificante, del autor regiomontano. En cada número se incluye además poemas, ensayos y reseñas, entre cuyos autores se cuentan escritores relevantes del país y del extranjero.
 
El oro de los tigres 
 
Es una colección de poesía internacional traducida al español, coordinada por Minerva Margarita Villarreal, directora de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria. La primera entrega apareció en 2009, como homenaje de un grupo de escritores de lengua española y de nuestra Máxima Casa de Estudios a Alfonso Reyes traductor, por el 120 aniversario de su natalicio y 50 años de su muerte. Tras cinco volúmenes, esta edición se ha posicionado como una de las colecciones de poesía más importantes en el mundo de habla hispana. Estos volúmenes se editan sin fines de lucro para fomentar el interés por la literatura entre los estudiantes de nivel medio superior y de nivel superior.
 
Vocación humanista
 
“Defended, contra las nuevas barbaries, la libertad del espíritu y el derecho a las insobornables disciplinas de la verdad”. Tal es la frase de Alfonso Reyes inscrita en uno de los muros exteriores de la Capilla Alfonsina y con ella se resume la vocación humanista que guía el trabajo diario de este recinto universitario.