Recomendación UANL: 10 errores comunes al estudiar

   

 

Por Alejandro Salas
 
El estudio es una parte vital para la vida de las personas. Siempre es tiempo de aprender algo nuevo. Para el estudiante, es su razón de ser y la principal meta para triunfar en esta etapa de su vida.
 
Pero ¿qué pasa cuando con los métodos de estudio que seguimos solamente obtenemos calificaciones de 80 o menos en lugar de una nota perfecta?
 
Tal vez puede significar que nuestro métodos no son ni han sido los adecuados a través de nuestros estudios previos.
 
Cristina Baeza Vera y Cecilia Miranda Jaramillo, ambas con Maestría en Ciencias, enlistan para Recomendación UANL los 10 errores más comunes al estudiar. Dales un vistazo y evítalos. Seguramente tus calificaciones serán en adelante un fiel reflejo de tus capacidades.
 
10. Períodos prolongados de estudio: Lo peor que se puede hacer es dejar todo para el final. Es crucial dividir el tiempo de estudio días antes del examen o prueba a que se someterá.
 
Es recomendable que por cada 45 minutos de estudio se descansen 10 para “despejarse”; estos lapsos pudieran emplearse para revisar las redes sociales, hacer una llamada o simplemente descansar.
 
9. Falta de concentración y distracciones: La vida diaria actual está llena de distracciones. En cuestiones de estudio, la tecnología es un excelente aliado pero también un fuerte distractor, así que depende de nosotros que los gadgets no logren desviarnos de nuestros objetivos. 
 
8. No trasladar lo aprendido a otros contextos: La mejor forma de aprender es relacionar el conocimiento nuevo con la vida diaria. Si solamente aprendemos para memorizar y pasar un examen, nunca vamos a prender para mejorar.
 
La creatividad está en nosotros. Poder aplicar lo aprendido en nuestras actividades habituales hará del conocimiento una herramienta duradera.
 
7. No reforzar lo aprendido con otras estrategias: Es importante tener varios “canales” de estudio, es decir, no solamente podemos aprender con la lectura del libro de texto, actualmente se cuenta con la facilidad que ofrecen videos, audios, imágenes u otros textos que refuercen lo aprendido.
 
6. No contar con la disposición o interés de aprender: Antes de iniciar el aprendizaje, es importante preguntarnos: “¿Realmente quiero estudiar ahora?”. Hay ocasiones en que el trabajo o la vida diaria nos dejan agotados y no es recomendable el estudio en estas condiciones ya que se puede perder el interés y, en el peor de los casos, pudiéramos llegar a odiar lo que se busca aprender forzosamente. 
5. No contar con un ambiente propicio para estudiar: Estudiar al lado de la televisión o interactuando con el celular, no es estudiar. El estudio requiere de una atención total, ya que nuestra mente está transformando información de algo nuevo a algo nuestro.
 
Lo recomendable es estar en un ambiente cómodo para leer, pero no tanto como para relajarnos hasta dormitar; un escritorio con luz adecuada en un lugar tranquilo puede ser la mejor opción.
 
4. No utilizar las técnicas adecuadas: Para saber cuál es el mejor método de estudio, es importante primero conocerse. Hay personas que aprenden más escuchando, otra viendo videos o leyendo y otras que necesitan “sentir” lo que se está aprendiendo. El fin es anclar los conocimientos a nosotros de manera que el proceso de aprendizaje se vuelva más placentero.
 
3. No contar con los recursos necesarios: Es fundamental tener los requerimientos necesarios para estudiar, especialmente el libro de texto de la clase, así tendremos la fuente directo de estudio; de no ser así, es recomendable tener un aparato electrónico con conexión a internet para estudiar.
 
2. No contar con un plan de estudios: Debemos planear las acciones que se van a realizar, es decir, ponernos metas en los estudios y fijar fechas límites para conseguirlo.
 
1. No tener un objetivo claro: Si no se tiene un plan o una misión, es como estar navegando sin rumbo. Hay que preguntarse: ¿Qué es lo que queremos lograr?, ¿qué calificación queremos obtener?, ¿qué es lo que queremos aprender de esto?
 
El estudio es la actividad de mayor importancia en la vida de las personas para su desarrollo profesional y su vida diaria, por ello las técnicas para que lo aprendido se vuelva una enseñanza de vida deben ir acompañadas de una disciplina que evite cometer los errores que hemos mencionado arriba.
 
¡Sigues tú, es tiempo de que encuentres la mejor técnica de estudio!